qué hacer para que el miedo no domine tu vida

La situación que estamos viviendo todos a nivel planetario, nos está poniendo de cara o está sacando a relucir nuestros más profundos miedos.

Algunos de ellos como el miedo a la muerte, a enfermar, al dolor y a la pérdida, están afectando de forma notable a muchas personas.

También los miedos a ser rechazado, a ser señalado, a perder el trabajo, los ingresos, el status social y la credibilidad, se están haciendo más que evidentes entre nosotros, y pueden estar causando perjuicio a quienes los están sintiendo.

Por eso hoy vengo a hablarte del miedo.

la utilidad del miedo

El miedo es una de nuestras cinco emociones primarias, según la medicina tradicional china.

Como toda emoción, el miedo tiene también su utilidad, y en su caso está asociada con la supervivencia. Pues el miedo te avisa del peligro, te pone en alerta. Y con ello te facilita protegerte de ese peligro y poner remedio para afrontarlo. Es la emoción básica del estrés.

Sentir miedo es natural y normal, como sentir cualquier otra emoción. Y es muy útil siempre que hagas caso de su mensaje y te ayude a sobreponerte y a adaptarte a las circunstancias que te amenazan.

Pero, en muchas ocasiones, puede convertirse en tu peor enemigo si no lo reconoces, no lo escuchas, o no sabes cómo gestionarlo.
Porque el miedo que no se quiere ver o que no se percibe, va creciendo en ti poco a poco hasta llegar a dominar tu vida y tus decisiones. Y te va haciendo cada vez más temerosa, insegura y desconfiada, hasta llegar a bloquearte e impedirte vivir plenamente, en un círculo de retroalimentación constante.

Porque la inseguridad y la desconfianza están en la base del miedo, de todos los miedos, y lo hacen crecer. Al mismo tiempo que el miedo alimenta a ambas.

Por eso, reconocer y escuchar una emoción es, pues, el primer paso para poder canalizarla y utilizarla de forma constructiva. Y la única forma de romper ese bucle.

qué puedes hacer, entonces

En este caso, reconocer el miedo que sientes y asumirlo, te proporcionará la energía que necesitas para afrontar y superar los peligros y amenazas que lo provocaron.

Y poner razón, poner reflexión sobre él. Porque el miedo es irracional, y por eso puede ser disuelto a la luz del pensamiento.

Además, al reconocer el miedo que sientes, te vuelves más humana y cobras tu verdadera dimensión. Y cuando esto sucede tomas conciencia de lo vulnerable que eres. El miedo te hace bajar del pedestal y te ayuda a aceptar lo inevitable y lo que queda más allá de tu control. Y a pedir y aceptar la ayuda de los demás.

Y cuando aceptas, confías. Y al confiar te liberas y te abres a la Vida.

María José Moreno Salas_02

Acerca de la autora de este artículo

¡Hola! soy María José Moreno Salas, técnica en medicina tradicional china, reflexoterapia podal superior y arquitecta. Ayudo a mujeres agobiadas, tensas y preocupadas de forma habitual a manejar y reducir el estrés que sienten para que puedan afrontar los cambios y las circunstancias adversas de su vida con calma, decisión y confianza en sí mismas.

Artículos relacionados

Comments 2

  1. Carlota
    30 octubre, 2020

    Muy interesante me gusta, como saber gestionar mis emociones y hacer frente a un problema que sé tiene, te felicito,
    María José, muchas gracias, por compartirlo.

    1. María José Moreno Salas
      30 octubre, 2020

      Gracias, Carlota. Me alegra que te haya gustado.

Escribir un comentario

Scroll Up